Escribiendo cine // Por Emiliano Basile

http://www.escribiendocine.com/criticas/por-la-causa

Por la causa

 

¿Quién mató a Mariano Ferreyra? (2013) es un documental ficcionalizado basado en el libro homónimo de Diego Rojas, que narra a través de la figura de un periodista interpretado por Martín Caparrós los hechos que dieron muerte al militante del Partido Obrero.


El 20 de octubre de 2010 una patota sindical atacó a los militantes del Polo Obrero que se manifestaban en busca de reincorporar a los empleados tercerizados que habían sido despedidos del ferrocarril. En medio de la trifulca asesinaron a sangre fría a Mariano Ferreyra de un balazo en el pecho.



La película dirigida por Alejandro Rath y Julián Morcillo utiliza la estructura de JFK (1991) de Oliver Stone, al ubicar a un personaje ficcional en la búsqueda ardua por desentramar el complot político que produjo el asesinato condenado socialmente. Pero en medio del relato, se utilizan imágenes documentales por un lado (las entrevistas a familiares y conocidos), y la dramatización de los hechos que culminaron con el asesinato por otro.



Hay una intención clara del film de llegar al espectador y generar empatía con la causa. Esto hace que la película se distancie de formas documentales más duras (la información expuesta objetivamente) y presente un personaje con una historia de principios en su entorno para promover tal identificación. Del mismo modo que hiciese Enrique Piñeyro en la película Whisky, Romeo Zulú (2004) para narrar el accidente de la Aerolínea Lapa.



Tal cuestión genera un pro y un contra. El pro es la llegada masiva al espectador no habitué a relatos de denuncia social. La contra es la falta de mirada reflexiva sobre el hecho. Todo se construye a partir de víctimas y victimarios, dirigiendo la mirada del espectador del mismo modo que lo hace el cine mainstream.

Un film sobre un caso condenado socialmente por unanimidad y con las pruebas fehacientes de culpabilidad en los acusados establecidas, no necesitaba plantear empatía con la causa del militante fallecido. Tampoco hacer alusiones a Los traidores (1973) de Raymundo Gleyzer o a Rodolfo Walsh para hondar en el pedido de justicia. Así y todo ¿Quién mató a Mariano Ferreyra? cumple su objetivo con creces por la lucha digna e ineludible que representa.

© 2013 ojo obrero

  • twitter-bird2-square
  • facebook-square